Las provincias de la costa mediterránea concentran el mayor porcentaje de viviendas en venta