Los inquilinos que se retrasen en el pago del alquiler podrán ser desahuciados en 10 días